24 de febrero de 2012


Al leer una entrada de mi amigo Carlos del blog http://carpob.blogspot.com/ en el que hablaba de la problematica en Asturias de muchos pueblos y aldeas que quedan completamente abandonados, me acordé de algunas tomas que hice en el Courel, y precisamente también pudimos comprobar que hay aldeas que están al borde del abandono.
Pero no es mi intención daros una charla sobre el tema. Es el perrito de la foto el que supo transmitirnos la sensación aún más fuerte y triste de sentir el silencio y el abandono de estos pequeños pueblecitos. Él parecia muy interesado en que lo siguieramos, se paraba y nos miraba tal como podeís comprobar en la foto y nos indicaba cada uno de los senderos de la aldea. Intuimos enseguida por su actitud que pretendia ser nuestro guia turistico, mudo pero eficaz.
Nos enseño cada rincon de la aldea y nos acompaño hasta que nos fuimos. Recuerdo mirar hacia trás y verlo parado siguiendonos con la mirada .